Chillida-Leku, ciao

31 Dic


Ya es definitivo, a la espera de un milagro o de otros elementos en forma de limosna institucional: el Museo Chillida-Leku cierra sus puertas y ayer, último día, y hoy, fin de año, se llenó de gente dispuesta a fotografiar lo que nunca en otras circunstancias hubiera pagado por ver. Son las crueldades de la vida y del arte: los que tenían que haber salvado con su interés el museo que no podía (ni debía) pedir limosnas son los que hoy se lamentaban y desgastaban el índice haciendo fotos. La parábola de la estupidez y la falta de interés artístico. Cierra porque la familia falló a la hora de planificar, porque las autoridades vascas y estatales sólo aparecen para las fotos de la inauguración, y también porque la escultura no es un espectáculo de masas. Una pena, nunca pudimos llegar a verlo, pero veremos qué depara el futuro. Quizás una sala entera del Reina Sofía para esas esculturas, por ejemplo… Entre unos y otros, la vaquilla al río.

PD: Que 2011 sea el año del cambio, para bien, para mal y para lo real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: