Archive | agosto, 2010

Ralph König "für alle"

31 Ago


Post específicamente pedido por “Leticia Gandhi“.

De vez en cuando Alemania sigue sorprendiendo porque es capaz de romperse para volver a darle a Europa razones para admirar su cultura. En una nación donde lo que tira de verdad es la música, el arte contemporáneo y la literatura, resulta gratificante ver que también el cómic es una mina de la que salen obras que den más empaque al noveno arte europeo. Saliendo del mundo del cómic underground hacia el éxito total apareció hace unos años Ralph König. Arrancó en el pequeño rincón marginal que era la revista Zomix, para luego crecer a partir de su universo de personajes gays y heterosexuales de un militante de esta minoría que encontró otra manera de conectar con una sociedad de masas a la que, en parte, sigue mirando por encima del hombro.

Así fue cómo nacieron en los años 80 ‘El hombre deseado’ (llevada luego al cine), ‘El condón asesino’, ‘Lisístrata’ o ‘Beach boys’. No importa la opción sexual de cada cual, la risa y la comedia, la sátira y la mala uva son universales y no entienden de diferencias. Las vidas de los personajes tienen justo el punto de costumbrismo social que las hacen entendibles por el resto de la gente, de tal forma que la empatía humorística se convierte en la herramienta de König para tirar abajo cualquier tipo de barrera. En su haber, desde 1986 en adelante, cuenta con más de una veintena de volúmenes e historias cortas, con esas tres como canónicas, además de ‘Huevos de toro’ o ‘Konrad & Paul’ o ‘Poppers’, por poner algunos ejemplos. Su estilo es claro, basado en el blanco y negro (pero también con ediciones en color), con apego al estilo de la caricatura, con mezclas de folletín, vodevil y un sinfín de situaciones de la minoría gay presentadas de tal manera que conducen a la comedia. Y por supuesto toda la temática gay que entra como el precio a pagar por leer a König: aceptación, Sida, infidelidades, promiscuidad… Y todo con la ley de los tercios que él mismo ha cacareado más de una vez: “un tercio es mi vida, otro es ficción y otro más son historias de otros”. El cómic europeo ganó con él a un fabricante de éxitos, que arrastra a la gente hacia este arte, y al mismo tiempo a un Pepito Grillo que señala con humor dónde están los fallos sociales. Imprescindible.

Raimon Panikkar RIP

27 Ago

Nunca hemos pensado que la religión sea ya una forma de conocimiento: no sirve para explicar el mundo, ni el devenir de todo lo que nos rodea. Es, simplemente, un antidepresivo con efectos colaterales perversos (¿alguno no lo es?) que ya no hace apenas efecto. Pero siempre está ahí, como el resto de drogas, que no siempre se reducen a polvillos blancos, líquidos, jeringuillas y cápsulas. Pero Raimon Panikkar era diferente, no sólo por su origen hindú y el sincretismo consecuente en su fe religiosa, sino también como miembro primigenio del Opus Dei. De cómo un lugarteniente del largo brazo del Mefistófeles sin rostro terminó convertido en el último gurú occidental del panteísmo y el diáologo intercultural podríamos hablar mucho, muchísimo, pero no deja de ser cierto que por cada ideología universalista que no deja espacio a nada más que sus dogmas aparece un pionero disidente que revolotea en la periferia para señalar con el dedo. Una pena, sin duda, que a los 91 años, perdamos a este hombre, una de esas voces sin precio que se empeñaban en unificar lo imposible y servir de puentes entre civilizaciones que se miran por encima del hombro. Y que ya sólo piensan en el dinero y en la estrategia planetaria. Una pena, desde luego.

Calamaro manda "a la mierda" a Twitter

25 Ago
Lo malo de las redes sociales, del cacareado web 2.0, red horizontal y demás apelativos, es que tiene los mismos problemas que el resto de internet: amparándose en la inmediatez, en el anonimato formal (que no real, si lo sabremos nosotros) y en que todo vale, la gente se infantiliza, se rebaja al chisme, el chiste y el rumor y no ejerce una opción constructiva, sino juerguista. Y eso mata las redes sociales, convertidas en foros para ligar, chismorrear y fingir ser lo que no se es.

Andrés Calamaro, uno de los pocos del rock en español que nos han hecho silbar, cantar o sonreír, ha terminado con Twitter de mala manera, ejecutando por la vía rápida la supuesta “cultura horizontal social” de estas redes. Y lo ha hecho como un buen argentino: directo a la yugular y acordándose de todos los puntos débiles del personal. Hay que recordar que el espacio máximo de los textos en Twitter son 140 caracteres. Reproducimos y copiamos foto de elpais.es, que es más expresiva que otras:

“140 caracteres pueden metérselos profundo en el medio del ojete; me importa tres pepinos perder un segundo más en el rebaño de boludos con Blackberry o lo que es peor …. conectados a la nada a cambio de demostrar que son infantiles. Progresía aborregada, ideologías desaparecidas … extinguidas hace ya tiempo. Participar en un coro de subnormales generadores de concepto Light. Asco de post modernismo (perdón si me río). Para qué necesito recordar que vivimos rodeados de reaccionarios sin huevos, si lo sabemos de sobra, pudiendo celebrar mis treinta años en la aristocracia rockera, en la poesía de los márgenes. Punto final al feedback con el carnaval careta, los falsos profetas de la nada misma y la resaca de la fauna humana insolente y desinteresante… sigo con mi vida, que es suficiente”.

Así pues, que cada cual se aplique el cuento. Rock versus Twitter, o mejor dicho, un tipo que terminó hasta las meninges de que para algunos hacer comentarios insultantes, ofensivos o mesiánicos sea lo único que tiene de interesante internet. Ay, qué pena. Con lo buen invento que es esto de “la red de redes” (Xpectations dixit).

Dos retornos: U2 y Porco Rosso

22 Ago

Dos regresos: primero U2 en su fase post-uci de Bono después de su castañazo (para que luego digan que ser una diva irlandesa no es profesión de riesgo…) el próximo 30 de septiembre con la gira 360º World Tour, un día después de que la hipotética huelga general de los hipotéticos sindicados de trabajadores hayan lanzado su hipotética protesta contra el Gobierno, también una hipótesis en sí mismo. Especialmente en eso de ser de izquierdas. Todos tranquilos, aseguran que valen las entradas o devolverán el dinero.

Segundo, el grandísimo Hayao Miyazaki, que según ‘El País’ y varias web sobre anime en español anuncian que va a recuperar a su legendario personaje de Porco Rosso para un nuevo filme, concretamente ambientado en la Guerra Civil española con su estudio de siempre, Ghibli. ‘Porco Rosso, la última salida’ aparece unas dos décadas después de que arrasara en Japón y Occidente con aquel piloto maldecido a ser un cerdo volador y que cautivó al público europeo. Este piloto embrujado, originalmente llamado Marco Pagot, vive como cazarrecompensas de los pilotos piratas en el Adriático. Para quien no sepa bien quién es este septuagenario padre del anime moderno, sólo tiene que recordar que también ha firmado ‘El viaje de Chihiro’, ‘Mi vecino Tororo’, ‘El castillo ambulante’ o ‘La princesa Mononoke’. Si aún así no es capaz, entonces merece la pena recordar que estuvo metido en la producción, como ayudante y buena mano en el diseño, de ‘Heidi’, ‘Marco’ o ‘Ana de las tejas verdes’ con Isao Takahata y los estudios Zuiyo.

PD: entre tanto, en Salamanca, continúa el desierto por la pertinaz sequía de fondos públicos… Tranquilos, al final siempre escampa, igual para otoño…

Ahora resulta que Assange no es culpable

21 Ago

Chorradas del destino o simple corrección de un intento muy burdo de desprestigio: la Fiscalía sueca ha hecho público, apenas unas horas después, la orden de arresto por violación sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange. La fiscal general Eva Finné ha anunciado esta tarde que se revocó la medida, ya que ha decidido “que no es sospechoso” de los dos cargos de los que se le acusa. La fiscal ha agregado en un comunicado que no emitirá más declaraciones hoy, tras el revuelo causado por la orden de detención emitida en ausencia contra Assange. No merece ni que pongamos fotografía. Así que el anterior post, mejor leedlo como si fuera un momento histórico absurdo.

¿Quién paga el patrimonio?

21 Ago

El tema de la gestión económica del patrimonio siempre ha sido un problema. Porque el patrimonio está en un lugar concreto, bajo control de una autoridad específica, pero los beneficios al final se los lleva uno y el otro paga los desperfectos. Es como una fiesta: si te invitan, perfecto, pero si tienes que recoger luego, malo, muy malo. Algo parecido ocurre con el ‘David’ de Miguel Ángel en Florencia y el Coliseo de Roma. Berlusconi le cortó el grifo a la cultura y el patrimonio para ahorrar dinero y de paso abofetear a los intelectuales italianos que tiene en contra: ahogó la Scala de Milán, aplastó Bolonia y ha dejado en cueros todos los programas culturales, que tienen que vivir de las limosnas de un país que inventó el mecenazgo pero que no lo ejerce. La cultura privada es viable, pero sólo si hay una buena base legal y fiscal como en Estados Unidos o Gran Bretaña, no como en Europa, demasiado habituada a vivir de la sopa boba. Pero el pulso entre los ayuntamientos de Florencia y Roma con el Estado Italiano tiene mucho de efecto perverso: ¿me quitas el dinero, pago yo la fiesta y tú te lo llevas crudo con la estatua y el Coliseo? Pues me lo quedo todo. El ‘David’ genera 9 millones de euros en taquilla, y ni se sabe en derechos de imagen; y el Coliseo romano, cerca de 30 millones. Suficiente para municipios endeudados hartos de tener que ver desfilar los billetes producidos por su patrimonio y que Roma se lleva.

El consistorio romano pide el 30% de los beneficios, porque ellos pagan los arreglos y mantenimiento. El Coliseo romano es patrimonio nacional, así que el Estado se queda con la recaudación de las entradas, mientras que al Ayuntamiento le toca el trabajo sucio: limpiar y restaurar (en parte, no por completo), algo que ya no aceptan los administradores locales. Las dos batallas de Florencia y Roma podrían transformarse en una guerra civil sobre la gestión de los monumentos y museos autóctonos: Italia es el país del mundo más rico en obras de arte. Cada pueblo tiene las suyas. En una época de vacas flacas como la actual, no es moco de pavo. Así que al final todo se reduce en un tema espinoso: quien paga la factura tiene derecho a sacar beneficio y no ser simplemente el que recoge la basura después de la fiesta. A cada uno lo suyo, y a Berlusconi nada por cortar el grifo y empujar a las administraciones a buscarse la vida.

Otra embestida contra Wikileaks

21 Ago
Lo de Wikileaks empieza a parecerse a una novela: ‘La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina’. Resulta que ahora uno de los fundadores de la web, Julian Assange, ha sido acusado de violación en Suecia, país que alberga el acosado servidor y que ha prometido, a través del Partido Pirata, seguir manteniendo en línea esta web que ha destapado las vergüenzas del Pentágono.

¿Qué curioso, verdad, que dos días antes de que se publiquen otros 15.000 documentos acusen a este hombre de uno de los crímenes con peor repercusión social?, ¿verdad? Recogemos el texto de las agencias: “Mientras la policía sueca busca a Assange, en internet comenzaban este sábado a formularse denuncias por una presumible conspiración contra Assange, quien desde la publicación de los documentos secretos de EEUU empezó a protegerse con un guardaespaldas. El propio Assange ha comentado a través del twitter de la web, que “los cargos no tienen fundamento y su emisión en este momento es muy preocupante”. Desde Wikileaks, una de las empleadas, Kristinn Hrafnsson, contactada por teléfono en Islandia, aseguraba que las acusaciones son “falsas”. “No estaba al tanto de los cargos antes de leer el periódico esta mañana”, ha declarado Hrafnsson, para añadir después que “hay organizaciones muy poderosas que quieren hacer daño a los contenidos de Wikileaks”. Puede ser verdad, puede ser mentira, o puede ser que Larsson no se equivocara tanto a la hora de escribir esa novela, que quienes la hayan leído saben a qué tipo de montaje con ayuda de tribunales y policías nos referimos. Suecia es como el ángel caído, pero en forma de utopía liberal caída.