Archive | abril, 2010

Hipócrita Alemania

29 Abr

Hay un viejo dicho entre los estrategas y tácticos: el que más patalea y se queja de algo es el que paga la factura. Es lo que le pasa a Alemania con Grecia, que no quiere apoquinar el dinero que debe para salvar a un socio más pequeño (con el que ha hecho grandes negocios aprovechándose del diferencial de precios, por cierto, hipócritas…), y de paso ya apuntan a que España será la siguiente nación de la Zona Euro en irse al garete. No duden de que no será así, y llegado el caso, avisamos, Alemania será la primera en perder el culo, literal y metafóricamente, en ayudar. 

Una cosa es lo que diga S&P (una empresa privada con intereses privados, totalmente subjetiva y con ganas de marcha a nuestra costa), otra lo que diga la prensa alemana (tan amarilla como la británica si no más, por cierto, que los alemanes son en el fondo unas marujas reprimidas) y una tercera muy distinta lo que nos pase de verdad. Como todos los demás, saldrá adelante este país muy habituado a ver pasar cadáveres ajenos, así que… 

No obstante, no deja de ser elocuente cómo todos los especuladores del mundo se ceban con los débiles, a la espera de hacer negocio, igual que hiciera Soros en su día a costa de la libra esterlina. Ese día, cuentan, el Gobierno británico encargó a uno de los comandos del MI6 que le pintara una diana gigante a este, y citamos textualmente, “pedazo de cabrón húngaro”, y que llegado el caso, apretara el gatillo. La crisis la provocaron los desmanes privados, y ahora los gobiernos públicos pagan el pato, una vez más. El capitalismo no termina de entender que sus pecados sí dejan huella, y llegará el día, no muy lejano, en el que más de un Gobierno decida cortar por lo sano para evitar que los buitres oscurezcan el cielo. No es nada nuevo: de hecho, en la antigua Roma, más de un emperador quitó de en medio a un molesto magnate que quería enriquecerse a costa de las endeudadas arcas imperiales. Roma, ése espejo de nuestros deseos…

PD: Sí, el escudo alemán está del revés por algo…

El lujo de la música

28 Abr

Fuera de Salamanca no lo conoce casi nadie. Es, digámoslo así, una cabeza de ratón en lugar de cola de león. Para no darle publicidad, no diremos el nombre, pero es otro que tiene el privilegio y el lujo de poner a caldo al gobierno municipal, algo que no pueden hacer los demás so pena de censura, expediente y patada en sálvese a la parte. Vive montado en el propio mito de ser una especie de Diego Manrique de andar por casa: ya saben, nada como especializarse y aferrarse a un rincón concreto para tener éxito y cierto renombre. Vive de sí mismo, lo cual en estos días es todo un mérito, o no… Pero en una cosa tiene razón, y es que no hay día que no se postulen como vendedores de humo. Con el rimbombante Festival de Música Independiente ocurre lo mismo que con otros formatos artísticos: como aquí sólo lo consumen cuatro gatos, pues lo inflan para que sea una pequeña perla más. Nada de eso. Arizona Baby estuvo en Salamanca y sólo consiguió juntar a un puñado de centenares; en Madrid, cerca de 4.500.

Al final la mediocridad de la oferta pagada con nuestros impuestos sólo es responsabilidad de: 1, los gestores, incapaces de ver más allá de sus narices, que no arriesgan, que no paran de contratar nimiedades para llenar programas (mucho malo, poco bueno, justo al revés de cómo debiera ser), y 2, la falta de pasta. Ya saben, donde no llega el talento lo hace el dinero, y viceversa. Un cheque no asegura nada, pero puede ser un buen comienzo. De lo segundo no podemos más que resignarnos y rezar para que los cabezones concejiles se den cuenta de que cuando se tiene poco dinero hay que saber dónde invertirlo, lo cual nos lleva a que sí tienen la responsabilidad en el primer tipo de pifia.

No compren la revista ‘Fortune’

27 Abr

Cuenta la leyenda que la prensa es libre. Una mierda. Narran los bardos posmodernos que los medios de comunicación no tienen miedo de nada porque su influencia organiza el mundo. Otra mierda. La mitología moderna asegura que el derecho a la libertad de expresión y a la información son sagrados en las democracias, y en EEUU más todavía: la boñiga de yak tibetano es tan grande aquí que no se ve el Sol. Y si no, que se lo pregunten a Chirs Ware, uno de los ilustradores y escritores más reconocidos de esa gran república americana. La revista ‘Fortune’, una versión frívola y de andar por casa de la “Biblia”, ‘The Wall Street Journal’, le encargó una portada ilustrada a toda página sobre el capitalismo en plena crisis, y el resultado fue tan ácido, subversivo y certero que se la censuraron. Demasiado anticapitalista para uno de los medios más capitalistas, que sigue de cerca a las grandes empresas. 

Vale que Ware se pasó de listo, que quizás no es para tanto, pero en un país donde se castiga con 40 años de cárcel pegarle a un policía pero robar 2.000 millones de dólares sólo se traduce en 5 años de cárcel…, pues oiga. Así que aprendan todos: hemos colgado en formato grande la portada para que juzgue cada cual, pero traducida es una sátira en la que se aprecia cómo las multinacionales dominan EEUU, manipulan gobiernos y explotan a la clase media y obrera hasta reducirla a la esclavitud encubierta. Bien por Ware, y mal por ‘Fortune’, ese libelo rosa para blancos gorditos con corbata y mejillas sonrosadas.

 

Manuales de serie negra

26 Abr


Siguiendo la estela del vapor de la pólvora del disparo, digamos que el Congreso Negro siempre presenta el libro resumen de la edición anterior. Así que Jordi Canal, Fernando Savater, Javier Rodríguez Pequeño, Nacho Faerna, Suso de Toro, Domingo Villar, Agustín Reyes-Torres, Sebatiá Bennasar, Tomás Regalado, Kama Gutier, Manuel López Poy, Juan Antonio Pérez Millán, María Marcos Ramos, Antonio Marcos, Eugenio Fuentes y Luis Gutiérrez están recogidos, con sus textos y diatribas, en un libro publicado por Difácil y que se integra en la colección de ensayo de esta editorial. Otro manual más de un evento que intenta crecer pero que entre unos y otros… vemos en el alero, de los que se caen. 

En el post anterior ya dijimos un par de certezas (reducción de presupuesto, nulas ayudas, dificultades…), y como dijera uno de los organizadores, Àlex Martín Escribà, “es que esta ciudad es muy difícil”. No hombre no, es imposible, rancia y con un bufón de corte en el trono. Pero para qué decir más. Lo malo es que los que viven fuera de Salamanca no lo entienden y siempre dicen eso de “bueno, como en todos lados…”. Ay, pobres ciegos en la distancia, sin certezas de lo común, ¿es que no sabéis que esta es la ciudad del Tuno Negro? Con esos antecedentes es imposible escalar por las calaveras de la portada de la Usal, la misma que se supone dibuja los niveles del conocimiento oculto, siempre según Torres Villarroel. 

Congreso Negro, música contemporánea y Tchaikovsky

25 Abr

Post informativo, para variar, para los seguidores salmantinos que aprecien más el producto cultural especializado que no el de las masas. Qué manía hay en este país de que todo sea para todos, como si a todos les gustara lo mismo o entendieran de verdad de todo. Qué gran frase: “Para las grandes minorías”.

1. Mañana arranca el XIX Festival de Música de Primavera, otra edición de ese esfuerzo titánico de difundir la música contemporánea, no las derivaciones del rhythm & blues afroamericano (rock, pop, jazz, hip-hop, blues, soul), sino la verdadera música sinfónica contemporánea, tan rara y desconocida que sólo la Usal y el Smash Ensemble se atreven a sacarla de paseo. Y eso que muchas piezas no son más antiguas de 1990. Pero ya se sabe, al principio, siempre cuesta.

2. El martes da comienzo la edición más descafeinada del Congreso de Novela y Cine Negro. Son uno de esos puntos preferidos en este blog, y siempre les hemos dado seguimiento, coba y loas, porque Javier Sánchez y Àlex Escribà se lo merecen, pero este año… si Paco Lobatón, Jambrina, Carlos Salem y el madero metido a periodista Manuel Giménez son lo mejor que pueden traer… entonces es que no hay un puñetero euro para más cosas. Lo malo de cortar el grifo de la pecunia es que, además, hay vergüenza para reconocerlo. Pero seguimos teniendo fe en ellos, llegará un día en que sea como la Semana Negra de Gijón. Paciencia y esperanza. Y pasta, gansa o como sea, pero pasta, de editoriales o productoras, da igual. 

3. El día 30, la Orquesta Sinfónica de Bilbao con Alessio Bax para otra noche temática a Tchaikovsky. El ruso es como el comodín de la baraja, cuando alguien no tiene mejores ideas y programas vale igual para un roto que para un descosido. En Salamanca echamos de menos a Debussy, Satie, Schoenberg, Richard Strauss, Berlioz, Rimsky-Korsakov, Stravinsky… ¿y qué tal un ciclo sinfónico sobre Beethoven? ¿Y Wagner, saben que existió un tipo llamado Wagner, verdad? Desde que Caja Duero decidió fulminar el Florilegio se cerró el 45% de lo bueno imaginable. Programas muy facilones, demasiado, pensados no para melómanos abiertos sino para masas con ganas de dar apariencia. El clasicismo, abandonado por el Poder, por casi todo el mundo. Triste, muy triste. 

El Museo Taurino es una capilla rococó

22 Abr


Érase una vez que se era una ciudad llena de rancios, de gente que convertía pertenecer a una peña taurina el eje central de su vida y su esencia, un seppuku en el que el raciocinio caía en manos del gusto. Fuera o no fuera moralmente reprochable. Era una ciudad fabulosa de grandes palacios donde había un museo dedicado a esos astados privilegiados, todo el día pastando, trotando y esperando el día de la plaza. Añadan ustedes toda la liturgia lingüística que a nosotros nos da pereza… Pero una cosa es amar con profusión de giros verbales e iconografía propia y otra muy distinta acuchillar como fajoneros de callejón madrileño del siglo XVII a quien osa criticar. Rancios, intolerantes, niños de la pataleta y venda en los ojos, fusionados con sus peñas de igual condición intelectual, agresivos y faltones. “Dadme un fanático y moveré el mundo”, dijo Hitler.

Problema: en el Museo Taurino de Salamanca los focos a toda potencia se cargan las sedas y además sólo entran objetos de los amiguetes. Parece ser que esto ha cabreado mucho a este mundillo de rancios peñistas, pero una cosa es dar puñaladas desde el anonimato y otra muy diferente insultar al que piensa diferente. Hace mucho tiempo ya dejamos eso del periodismo taurino a la altura de los barriobajeros machistas y rancios, y han vuelto a darle otra vuelta de tuerca a sus propios pecados. Qué fácil es poner a parir a un anónimo, insultarle porque no dice su nombre, pero hacerlo firmando también como anónimo. Y el Museo Taurino no es una capilla barroca, es rococó Luis XV con tirabuzones.

Todo esto nos recuerda a De la Rochelle el día que discutió con un filatélico por un sello antiguo de la reina Victoria de Inglaterra. Al final le cascó la realidad: “Pero si sois cuatro gatos, ¿qué importa lo que pienses?”. Pues aunque fueran 4.000 gatos, da igual. Y por cierto, es indignante que Salamanca, ciudad taurina donde las haya no explote su condición y se haga un buen museo internacional de la tauromaquia, con algún que otro grabado de Picasso que atrajera turismo, for example. Y eso que los toros nos importan un comino, pero también el punto de cruz y mira, tiene su aquel…

PD: Y todo por un Castro que simplemente dijo la verdad. Si llega a mentir…

See you later, OCP

20 Abr

Hace no mucho tuvimos un momento justiciero, pero ya no merece la pena tener más. Porque determinadas decisiones no sabemos si van directas a la papelera de los brindis al Sol o quizás surten algún efecto en el mundo. Probablemente no. Gervaise de la Rochelle tenía una frase para eso, pero nos hemos dejado el lapidario del ‘Daily Telegraph’ en casa y ya no hay forma de recordarla. De todas formas, ver cómo un gran socio sale por la puerta de atrás injustamente es una punzada, otro clavito más en la tapa de madera de algo que hace mucho que esta muerto. Con suerte lo remataremos nosotros.

De todas formas, bienvenida sea la salida. Sólo se nos ocurre una cosa: por cada hostia del devenir del destino hay múltiples caminos que se abren. Muchas veces las ricas hojas de los árboles que nos quitan el hambre no dejan ver el bosque, ni los caminos que conducen fuera, que suelen ser más soleados.

PD: Todo eso, por OCP, que a buen entendedor pocas palabras bastan. Afortunados aquellos que todavía pueden decir que le conocen, que saben del talento que anida bajo el pequeño bufón que siempre cuenta las verdades, como los locos. Cuanto Hewlett-Packard hay suelto por ahí, cuánto trabajo tiene el verdugo. Qué pena…