Archivo | marzo, 2010

La Cadena Rochelle sobre la piratería

31 Mar

En breves palabras vamos a explicaros a todos lo que es la Cadena Rochelle sobre la piratería y cómo acabará con la industria. Bueno, la industria que se resiste a pensar mejores cosas que hacer.

Primero: las grandes productoras de cine, televisión y música dicen que España es la nueva Isla Tortuga, y que se plantean dejar de vender DVD por aquí porque pierden dinero.

Segundo: no deja de ser un farol para meter presión, pero el Estado no concibe otra forma de combatirla que no sea la represión, porque actores, autores y empresas se ponen a llorar y moquear y el suelo queda perdido de babas.

Tercero: el Estado cierra webs, servidores, persigue a los manteros y se mete en nuestras casas por el cable del teléfono y de la conexión para saber si somos buenos chicos y le pagamos la plusvalía a las empresas, ese dinero que no va a los autores y actores, sino a las arcas de las multinacionales.

Cuarto: la gente se cabrea, se resiste y empieza una lenta revolución en la que actores, autores y empresas quedan como un Luis XVI de mierda a punto de caer en la picota. No se puede obligar a la gente a pagar algo que puede conseguir más barato o gratis: eso se llama robo a mano armada.

Quinto: caen las ventas de música, libros, películas y series, porque la gente que antes no pirateaba ahora lo hace por principios. La industria se va al carajo y los autores empiezan, resignados, a amoldarse a la nueva situación. Las multinacionales se van al infierno y todos tan contentos.

Moraleja: Si en una habitación hay cien personas, y diez dicen que el cielo es verde, pero los demás lo ven azul, es imposible que finalmente el cielo sea verde. Esto significa que por mucha presión que metan actores, autores y empresas la gente seguirá buscando lo más barato y fácil. Sólo queda una cosa, adaptarse o morir. Es la teoría de la Evolución aplicada a la industria cultural: o espabilas o te extingues. Y los que mejor lo tienen, una vez más, los escritores, porque ellos viven de que les lean, que la pasta la cobran de conferencias, artículos y adelantos de las editoriales. 

Periodismo y cultura

28 Mar

La cultura y el periodismo son como una de esas parejas advenedizas que sólo se juntan por esos instantes finales del orgasmo. Todo lo anterior o posterior son molestias que quitan tiempo. Los medios sólo hacen caso a la cultura cuando les interesa, les viene bien por prestigio o directamente pueden manipularlo por intereses nada honrados y honestos. Ya no quedan ni ganas de escandalizarse, y menos en un oficio que cada día se parece más a las falanges macedonias después de la muerte de Alejandro: tanto me pagas, tanto lucho. Así pues, los honrados ciudadanos con ganas de aprender y culturizarse, y que acuden a los medios de comunicación, suelen tener estos malos chutes.

ABC: mucha literatura, posturas bastante inamovibles y cierto regusto de la Transición que siempre se escora a la derecha.

El Mundo: Desde que le compraron ‘El Cultural’ a los de Prensa Española van con el automático, y aunque han ganado algo de seriedad les pierde el amarillismo de su capitán vitalicio al mando. Mucho liberal y muy poco liberalismo.

El País: demasiado cine, mucha vanguardia vacía de contenido y cierta tendencia a hacer show business de cualquier acontecimiento. El progresismo de los 70 y 80 se diluye (por fin…) y a cambio parecen ya la MTV de las letras.

El Cultural: la Biblia, de lo poco digno, pero en ocasiones determinantes se les ve el plumero. Ya sabéis, plumillas, a qué nos referimos…

La Razón: no existe, y si pudieran lo meterían entre Religión y Sucesos.

La Vanguardia: ancha es Cataluña, todo lo que venga del otro lado del Ebro es sospechoso.

El Periódico de Catalunya: lo mismo que La Vanguardia pero con más color.

Público: la cultura se pierde entre los reportajes de sociedad progres y la venta directa de los productos de los cómplices de Mediapro.

Televisiones: déjelo, apáguela, ni se preocupe. Salvo La 2 ninguna se molesta, en Telecinco la han asesinado y en Antena 3 está entre los desfiles de modelos y los entrenamientos del Real Madrid.

El Corso 2.0

27 Mar

Una vez más, contra viento y marea, El Corso vuelve con su segundo número. Novedad: una nueva sección, tecnología, que por una vez se centra en el ocio. Para poder leerlo sólo picad en el enlace, en el menú a la derecha o en este post. Y ya sabéis, para cualquier sugerencia o crítica, maildelcorso@yahoo.es. El segundo número ya está a vuestra disposición y no os cortéis, que entre todos lo haremos mucho mejor y más grande. Picad, entrada, leed y todos los imperativos imaginables. Un saludo y paciencia que ya estamos con el número 3, saludos del Equipo y no os olvidéis de leernos cada día. 

Firmado: el Equipo Médico habitual. 

Día del Teatro

26 Mar

Para ver más grande el texto, sólo hay que picar en la imagen, que saldrá (debería, queremos decir) ampliada y podréis leer sin problemas. Para aquellos que ya usan gafas y demás. Saludos.

Ideas vs pasta gansa

26 Mar

Cuenta la leyenda que en The New York Times un veterano periodista judío, liberal y neoyorquino de pura cepa, de esos que odian los republicanos de EEUU, aseguró esto: “El periodismo empezó a morir el día que un jefe económico comenzó a mandar en los periódicos”. Es decir, cuando una idea económica vale más que el derecho a la información y la libertad de expresión. La realidad es lo que es, así que toca achicar agua del barco, el mismo que ya lleva la línea de flotación casi en la barandilla. Pero no importa, sea como fuere, el periodismo debe aguantar la embestida y ser consciente de que más vale apretar los dientes que no quedarse sin ellos. Eso, o las cooperativas plumíferas gobernando el barco. Eso sería muy gracioso, sobre todo en esta ciudad. Cuántos Jaimes fascistas y mequetrefes se irían por el retrete. Ah, la Fasceta….

Cualquier tiempo pasado da más dinero

24 Mar

Ya lo dijimos una vez: cualquier tiempo pasado casi siempre es mejor cuando hay más ideas nuevas que tener. En el caso de nuestros adorado Monty Phyton empieza a ser ya casi una triste realidad. Cuando hicieron el musical ‘Spamalot’ a partir de ‘Los caballeros de la Tabla Cuadrada’ ya mencionamos que, efectivamente, iniciaban la tercera fase de mercantilización de su propia obra, ahora ya en sus manos y con un público fiel capaz de gastarse los 60 euros que cuesta, por ejemplo, la gran biografía del grupo. Son geniales, sí, pero ahora mismo van camino, como mencionó el hombre-guadiana, JAS, “de vender hasta imanes para las neveras”. Pues sí, y lo peor es que ahora atacan de nuevo: ‘Not the Messiah’ (en la imagen, Michael Palin haciendo de César romano) se estrenará en Londres y se pasará en directo por once cines de España, y se basa en ‘La vida de Brian’. Primero se estrenó en Canadá y Reino Unido, se filmó y ahora se convierte en musical filmado: es más barato que montar el espectáculo. De hecho, hicimos una apuesta y efectivamente la segunda vez que hacen un musical será con la película que aquí se mencionó como posibilidad. Y por cierto, no se verá en Salamanca, en ningún cine. Algún día hablaremos de Juan Heras, dueño de los únicos cines dignos, los Van Dyck, pero que tiene una extraña serie de filias y fobias personales con según que gente. Nos recuerda a los mercaderes del templo, con Cristo detrás en plan institutriz inglesa vara de fresno en mano. Dioses, qué imagen mental…

Little zen moment

23 Mar

Momento zen de la semana: La dicha viaja en oleadas, la serenidad es un fin. Los inquisidores siempre ven la maldad en el ojo ajeno y no son capaces de sentir cómo el diablo les devora por dentro. La mediocridad es la ideología de los que meten el dedo en el ojo y se quedan con la pulpa ocular colgada de la yema. Una imagen de lo más asquerosa, por cierto, pero es que hoy no había ganas de hacer otra entrega de Pestes Periodísticas: a fin de cuentas el/la mismo/a lerdo/a ya mencionado/a se repite en sus defectos, así que no merece la pena poner más adjetivos. La misma mierda, vamos. 

De todas formas, ¿qué sería de la vida sin esas cumbres borrascosas que nos ponen a prueba, sin esa vida que se enrosca a la espina dorsal para apretarnos cual boa constrictor hambrienta, sin esos pequeños fracasos que son cicatrices que en lugar de lamentar deberíamos lucir con chulería? A fin de cuentas, a todos nos gusta ser veteranos… Como el pobre Guy Martini, que ya catapultado a la gloria del paro ve cómo a Calixto Bieito le hacen la promoción en París y Madrid que no le hicieron a él. Será el caché, será la fama, será la mafia de la Junta. Pero de eso ya hablaremos otro día.