Archive | diciembre, 2009

Año Nuevo con triste RIP

31 Dic

Antes de que termine el año un par de cosas, una triste y otra peculiar. Primero (triste): Iván Zulueta, autor de la película de culto ‘Arrebato’, ha muerto por una insuficiencia respiratoria. Toda su vida creativa de cara al público giró alrededor de ese filme rompedor que puso en 1980 su granito de arena a la ruptura cultural con todo el posfranquismo. En realidad es metacine, es decir, una película sobre una historia alrededor del cine mismo, con dos jovencísimos Eusebio Poncela y Cecilia Roth (que prometieron mucho y, la verdad…). Una pena, pero también es cierto que su cine se quedó justo en esos años, y aunque se le cerraron muchas puertas, lo cierto es que el gremio no le ayudó a que volviera a ponerse detrás de la cámara. Habría sido muy interesante verle en los 90 o ahora mismo rodando.

Segundo (peculiar): vamos encaminados, una vez más, hacia otra fiesta pagana. Al menos ésta no la han revestido de religión. Regocíjense porque salvo el día de la Constitución y el 1 de Mayo son las únicas fiestas “humanas” auténticas. Pero ya aburren. Mucha copa, mucha comida, mucha juerga pero al final es una noche más como cualquier otra de sábado o viernes en otro momento del año. Debería buscarse algo más notorio y diferente para festejar el cambio de año: sexo en público, guerras de bolas de nieve, luchas a muerte a espada, tirar dinero por la ventana, quemar el calendario y bailar alrededor, leer poesía sentado en lápidas de cementerio, escenificar algún capítulo de Los Simpson, torneos medievales… Algo con más enjundia, ¿no? Es una sugerencia. Para todos, feliz Año Nuevo, buena resaca y que en 2010 nadie pierda el trabajo y/o el alma. Es lo mínimo que se puede pedir…

Copérnico (1473-1543-2010)

28 Dic

Hay cuentas pendientes que es mejor no saldar. Ahora resulta que a Copérnico lo van a sacar de su tumba de Grabungen para enterrarlo de nuevo, ahora sí, con todo el boato a una figura histórica, el 22 de mayo de 2010 en una capilla de granito negro en Ermland, al noreste de su patria, Polonia. Curiosamente la misma Polonia ultraconservadora seguidora fanática de la misma religión que le condenó por su teoría heliocéntrica que hizo avanzar a la Astronomía por lo menos dos siglos en dos décadas. Esto nos recuerda mucho a las disculpas públicas del Vaticano por el caso inquisitorial contra Galileo. Pues para eso mejor te quedas calladito y no haces el idiota unos 400 años después. A veces es mejor seguir siendo culpable por razones históricas que no culpable y además imbécil. Que sepamos tampoco han pedido perdón por el asesinato político de Giordano Bruno en 1600, quemado en la hoguera, ni de muchos otros que dieron con sus huesos en el fuego o en la cárcel por pensar libremente. Todavía retumba su sentencia personal contra el tribunal de la Inquisición: “Tembláis más vosotros al anunciar esta sentencia que yo al recibirla”.

Polonia lo hace como un desagravio al que quizás sea el más útil y famoso de todos sus súbditos (el otro, ése en el que estáis pensando, esría famoso pero no útil para la especie), que por fin recibirá el agasajo que se merece. Cinco siglos después, cierto, pero lo recibirá. Y como recompensa para esta cultura visual en la que vivimos, la policía polaca se ha entrentenido en reconstruir, a partir del cráneo del astrónomo (escrupulosamente comprobado su ADN, por cierto), cuál sería su aspecto al morir. No impresiona mucho, cierto, pero por lo menos los polacos pueden decir que van a enterrar a Copérnico. Los españoles no podemos decir lo mismo de García Lorca, ¿no? (risas enlatadas sinceras).

PD: el Archivo Centelles ya está en Salamanca. Sentido Común, 1 – Nacionalismo, 0.

Asa Larsson: género negro femenino

26 Dic

Empezó como una especie de gran mentira, pero es una verdad bastante evidente. La “literatura femenina” existe, vende y en lugar de renegar de ella deberían acreditarla. Sólo las escritoras inseguras y débiles reniegan de su condición femenina. Asa Larsson no lo hace en su primera novela traducida al español, ‘Aurora boreal’, género negro escandinavo en estado puro pero matizado por una dominación total de personajes femeninos en todas sus variantes: prácticas, fuertes, débiles, inteligentes, tontas… ‘Aurora boreal’ es una novela entretenida, interesante, agradecida. Y son los tres adjetivos más grandes que le podemos dar en esta crítica: lo mejor de todo es la forma de abordar la propia narración, desde una perspectiva psicológica, con el espejo frente a la mente para que lo que anida en el alma de las acciones sea tan importante como los hechos en sí. La clave son los monólogos interiores, las visiones interiores, las derivas personales e insondables de cada uno de los personajes femeninos. Ojo: los masculinos no cuentan con ningún monólogo psicológico salvo por el cadáver. En las antípodas con la ultradescriptiva y detallista saga ‘Millenium’. Comparte apellido con Steig, pero nada más. Y el trasfondo religioso, que parece repetirse en su segunda novela, ‘Sangre derramada’, es muy interesante. Eso sí, como se repita mucho perderá punch y mordiente.

Y hasta ahí podemos hablar. Lo demás tendrán que leerlo. En una escala del 1 al 5 quizás le pondríamos un 3, por su fuerza, por su potencial, porque Asa Larsson promete mucho y habrá que seguir los pasos de las nuevas novelas traducidas. Eso sí, debería dejarse de tantas tonterías de género, como si por ser mujer sólo puede escribir usando a mujeres como claves literarias. Un verdadero plumilla sabe que la mente puede tener taras de género, pero en lo importante no importa si los genitales son exteriores o interiores. Menos prejuicios y más riesgo le vendrían bien. Recomendada. Amapoles la firmaría.

El ojo que os mira

25 Dic

En Navidad no se mueven ni las alas de las moscas. Del frío y de la apatía. La cultura se convierte en ese recurso accesible por dinero donde lo que importa es el ocio, no el conocimiento. Y desde que regenta el burdel Little Julius apenas hay oportunidades de saber dónde está la frontera entre ocio para las masas e industria cultural. Porque sí, queridos, hay diferencias. La primera es una rancia versión de temas ya trillados hasta el agotamiento, reconvertidos en paquetes cómodos y fáciles de consumir, que no plantean problemas al público (respetable sólo a veces) y de los que se puede exprimir algo. Es como todo lo dirigido a las masas: ramplón, simple, a veces incluso rozando la mediocridad. Está en esa zona gris tan fácilmente dominable por la gente, sea cual sea su capacidad.


Luego está la industria cultural, la misma capaz de generar productos que rompen y destrozan lo establecido. El arte lleva ya más de 200 años de carga de caballería contra lo aceptable y gris que tanto gusta a la masa. Hemos pasado del arte para las élites al arte para las masas, y en medio, el arte para los resistentes. Ahí es donde está la grandeza cultural, donde está esa industria que se lucra provocando al pueblo y poniéndolo en la picota. Por eso ‘True Blood’ arrasa en un país tan mojigato e hipócrita como EEUU, y por eso aquí el new art de Londres no entra ni con calzador.

Cada nación tiene sus líneas rojas, y en Salamanca no las traspasa nadie, no vaya a ser que se nos caiga el invento y la buena forma de vivir. Básicamente, en Salamanca no hay coj… para hacer algo que merezca la pena, porque se vive colgado del dinero ajeno y no del propio. Y así no se va a ningún lado. El primer paso de la grandeza es la diferencia. El segundo, la independencia económica; el tercero, la imaginación; el cuarto, cierta dosis de idealismo. Pensábamos que en Salamanca había gente así, pero vemos que incluso los que se amordazaron como gesto simbólico hace más o menos un año en la Plaza Mayor son igual de grises que los que gobiernan. Apunten esto: almas pequeñas, ideas pequeñas. Todo lo demás son excusas. No se puede admirar ni aupar a quien no se arriesga. Ejemplo: Enrique Marty. Y el que no lo entienda es porque ve el mundo en blanco y negro, es decir, en gris. Aprovechen todos estos días libres para arar el campo de neuronas y sacar algo interesante.

Salamanca, Arco y los recortes en la pasta

22 Dic

Ya viene la locomotora a toda pastilla para estrellarse contra lo inevitable: Ifema. Dos noticias jugosas. Primera, el poder bigotón de Salamanca le ha metido un tajo del 22% al presupuesto de cultura municipal, de los más altos de Castilla y León. Interiorizamos el asco y nos damos cuenta de que quizás así más de uno empiece a pensar por sí mismo y no a chupar de Papá Gobierno Municipal. Es decir, menos bufones para ese rey sin corona. A saber cuántas deudas se esconde bajo la alfombra, cuántos favores a amigos, cuántas tasas de aduana por aventuras políticas que habrá que pagar con el dinero público. 

Segunda: los galeristas empiezan a cabrearse con Ifema para organizar Arco 2010. Ojito con las tortas sordas se están dando en Madrid entre el poder privado-público que dirige Ifema y el poder intelectual y mercantil de los galeristas. De todos los personajes del bestiario cultural los galeristas son los más fenicios de todos, pero con razones para serlo: viven de la pasta que recolectan por el arte de otros. Si no se vende no sobreviven. Por eso están hasta las meninges de que los politicastros metan las narices donde no deben a la hora de elegir qué galerías pueden o no pueden entrar en la próxima edición. 
Detrás hay muchos intereses, que tiran de un lado y del otro. El tufo de ‘El País’ es considerable, sobre todo porque es uno de los cizañeros que quiere crear un Arco paralelo que devore al original y se lleve el trono. Mucho arribista, mucho medio de comunicación interesado que no para de salpicar sangre a unos y a otros. Y ojo que Arco puede irse al garete el año que viene. Lo dicho, si es que no se puede confiar en el poder público: más tarde o más temprano te meten el dedo en el ojo con el dinero. 

Lágrimas en la lluvia

21 Dic

Nos cuentan que el Ateneo de Salamanca no para de hacer recitales de poesía, pero que son como momentos que se van a perder como “lágrimas en la lluvia” de las que habló Roy Batty. (Nota al pie: es el replicante que interpretó Rutger Hauer en ‘Blade Runner’, ejem…). La poesía se pierde, se diluye, son hojas en el viento, es una literatura que se deshace bajo el peso todopoderoso de los dos filos de la hoja: la prosa novelada y la prosa de ensayo. Más allá de todo esto sólo queda la alegría del bohemio, del elitista o del soñador. Nos gustaría ser poetas, pero nosotros somos mercenarios de esa espada de prosa, y no hay ya vuelta atrás. Demasiados prejuicios. Intentamos que alguno de nosotros en sus muchas personalidades pudiera decantarse por la lírica, pero no hay más lírica que la operística. Todo lo demás son eso, lágrimas en la lluvia. La belleza de las palabras se convierte en cañonazos de la idea y la acción. La poesía es lo que queda cuando el lenguaje es libre por completo y no se somete a la tiranía de la descripción o el diálogo. Quizás por ello no ha triunfado para las masas, sólo camina sigilosamente entre las piernas, como una culebra silenciosa a la que nadie hace caso. Para bien o para mal, el Ateneo seguirá silencioso. Aunque a veces es mejor ser invisible. 

El Congreso Negro

19 Dic

Ciertamente nos pueden los prejuicios. El portal cultural Notodo.com ya tiene candidatos para los premios a la mejor actividad cultural de 2009, y en la difusa categoría de Mejor Cita Cultural, donde entra de todo lo imaginable (desde giras de bandas hasta el Salón del Cómic de Barcelona), aparece una de nuestras perlas negras preferidas: el Congreso de Novela y Cine Negro. Ya hemos hablado aquí de las bondades de esta cita disfrazada de curso extraordinario universitario, y también hemos anhelado muchas veces que por fin el cuervo que les robó como logo Getafe Negro pueda echar a volar con más fondos y más ambiciones. 

Álex Martín Escribá y Fernando Sánchez Zapatero han sudado durante años (en 2010 será el sexto) para sacar adelante una cita que en demasiadas ocasiones ha sido ignorada por los medios. Cuando no es la falta de espacio y la falta de voluntad, como si la literatura y el cine de género no fuera una mina de la que sacar auténticas fortunas. En 2009 confesaron ambos que querían precisamente batir alas y se ponían una frontera de un lustro para emular a la Semana Negra de Gijón. Va a ser difícil, tanto que quizás deberían optar por otra vía, la de Getafe Negro, que claro, los Zipi y Zape no cuentan con las bolsas de dinero que sí tienen en Madrid. Quizás por eso tenga más mérito todo lo que han hecho durante estos años. Por la Filmoteca de Castilla y León, que cede su pequeño auditorio para las conferencias, han pasado en estos años gente como Agustín Díaz-Yanes, Enrique Urbizu, Fernando Savater, Lorenzo Silva, Román Gubern, Imanol Uribe, Andreu Martín, Juan Madrid, Guerrero Casasola, Jesús Palacios, Vicente Aranda, Ángel de la Calle, Paco Camarasa… Muchas neuronas productivas juntas que valen mucho más que la mayor parte de las programaciones mediocres y parasitarias que se hacen en Salamanca, tan dada a mamar de la teta municipal. 

El futuro está en la iniciativa privada, que no entiende de compromisos sino de poder neuronal y de rentabilidad. ¿Es o no es rentable juntar en una sala a Fernando Savater y Agustín Díaz-Yanes? Pues sí, pero hace falta echarle agallas y más saquitos de dinero. Si las editoriales del género se decidieran, si parte del Congreso reposara mucho más en internet (quizás emitiendo en directo por la Red las conferencias), si la web se actualizara más, y sobre todo, el salto definitivo: salir de la sombra de la Usal para crecer, porque la universidad tiene unos límites. Si se llevan el premio (muy difícil, pero la esperanza es lo último que se pierde) será un toque de advertencia para recuperar ese logo del cuervo que Getafe les robó.