Archivo | julio, 2009

La droga de la música y Maceo Parker

31 Jul


Todo nos conduce a Maceo Parker (el que os señala con el dedo en la foto), y si no, lean. Dicen los adictos que en el fondo jamás se deja la sustancia que les atrapa. No importa cuántos “rehab” hayas hecho que al final siempre vuelves, o cuando menos, sueñas con volver. Y ahora, el triple carpado: el jazz, el blues y, quizás, el soul, es ese tipo de droga que sólo encadena a las minorías que se dicen ilustradas. Está bien tener un disco de Cole Porter o Miles Davis en la estantería: queda muy burgués rojo ferrari. A no ser que lo escuche. Tener un busto de Beethoven o una buena colección de clásica suele etiquetarse como “conservador”, y por los monos depilados con inexplicable derecho a voto, “rancio”. La solfa siempre ha tenido mala prensa, especialmente desde 1940, cuando EEUU doblegó para siempre la tradición musical y a través de la música negra conquistó el mundo con una sucesión de géneros que nacían unos de otros hasta convertirse en la “banda sonora de nuestras vidas”, un concepto que además de ñoño y frívolo no se corresponde con la realidad. 

El jazz, padre lejano de casi todos los estilos, ha sobrevivido y superado sus propias revoluciones internas hasta llegar a día de hoy como una auténtica forma de vida que ya es, por decirlo con respeto, “clásica”. A fin de cuentas son dos ejemplos del virtuosismo musical: para tocar la guitarra en un grupo se tolera la mediocridad, pero para hacer jazz hay que ser bueno o el invento no funciona. El sermón de la montaña de hoy viene porque hoy se viste de largo el gran Maceo Parker en Béjar, un pueblo de montaña de Salamanca famoso por su puerto prealpino y por poco más. Bueno sí, por el Béjar Blues Festival, que cumple diez años y se ha esforzado en poder traer algo de calidad para celebrarlo. El mítico saxofonista preferido del finado James Brown hará lo que le dé la real gana en la medianoche que parte del 31 al 1 y lo hará solo y con banda. Ya no hay entradas, porque la sala es pequeña y había que reservar entrada por teléfono, pero eso no significa que no puedan intentarlo si están cerca de Béjar. Sí, es más funk que jazzman, pero comparte el mismo palo y necesidad: ser un músico excepcional para sacarle jugo metálico al saxo. Los drogadictos del jazz ya han copado la ciudad. Quizás quieran caer en la tentación. O no. 

Las Cinco Leyes del Abismo Cultural

30 Jul

Horror, el horror… La bonita frase que suelta Marlon Brando en ‘Apocalypse Now’ es de las que hacen época. Conocemos a un crítico musical de ‘El Mundo’ que solía repetirla cada poco entre risas, quizás mirándose el interior del alma (risas no enlatadas). También es la cita perfecta para la situación cultural en estos tiempos: no hay dinero, no hay ganas, no hay voluntad y la censura es indirecta y sibilina como una serpiente del Coral reptando por la pierna de un gordito turista americano. Hemos podido, por fin, establecer la Cinco Leyes del Abismo Cultural que suelen abatirse en verano y en las grandes crisis. 

1. La Cultura, por desgracia, depende en Europa en gran medida del dinero público, lo que la coarta, la ata y la reduce en caso de conflicto. A más iniciativa privada e ingenio, mayor libertad y resultado.

2. La creatividad cultural es directamente proporcional a la libertad y falta de censura. Si en una sociedad no hay ambas cosas, no hay cultura digna, sólo alabanzas al poder. 

3. La sociedad de masas desprecia la cultura, a la que considera producto interesado de una élite; por esta razón en tiempos de crisis es literalmente machacada y abandonada en la cuneta. Es cierto, pero la cultura siempre tiene una proyección general desde lo individual que el común de los mortales ni ve ni quiere ver. 

4. No hace falta ser de izquierdas para ser creativo; basta con tener inquietudes y no ser un fanático. La ceguera ideológica es directamente proporcional a la estupidez personal. 

5. El creador artístico no tiene jefes, es individualista, iconoclasta, ácrata y totalmente contradictorio. Ese cóctel le convierte en la diana perfecta de las mentes sumisas, igualitaristas, mediocres y monolíticas. 

PD: Apliquen todas estas leyes a la realidad y verán a qué nos referimos, dentro y fuera de Salamanca. 

El gran Saki

28 Jul


Un breve fogonazo literario, una pequeña “bala de plata” de un tipo de escritura que ya ha desaparecido para siempre. Es la sátira social victoriana, el arte de meterle el dedo en el ojo a la oligarquía anglosajona que Oscar Wilde convirtió en una forma de vida. Hasta que esa misma oligarquía le pasó la factura encarcelándole por homosexual, lo que a la postre acabó con su vida y su carrera. Para su tiempo, porque hoy en día es reverenciado por los nietos de esa misma aristocracia prejuiciosa. Otro de los grandes cronistas de su tiempo fue Hector Hugh Munro, más conocido por su seudónimo, Saki. Una visita de emergencia a una librería de Gijón terminó por dar como resultado el descubrimiento del personaje principal de Saki, Reginald, un estirado, frívolo, ingenioso y mordaz oligarca sin más oficio que peregrinar de fiesta en fiesta. Nuestra recomendación pues son los libros de Saki publicados en Navona, una pequea editorial que ya tiene dos libros suyos: ‘Reginald’ y ‘Reginald en Rusia’. Merece la pena, son pequeños, ligeros y tendrán que leer más de un diálogo al menos dos veces para entender las puyas de Saki contra una sociedad a la que conoció de cerca y por la que cayó en combate en 1916. Una pena, porque podía haber sido uno de los más grandes escritores ingleses del siglo XX por su gran ingenio literario y el dinamismo de su prosa. En Gran Bretaña es idolatrado, tanto como la última pinta tibia en el penúltimo pub del fin de semana.

Blauehaus – "Números y colmillos"

27 Jul

Dijo el poeta: “Tengo mis venas llenas de óxido, por eso escribo, porque soy de hierro y para hacerlo es imprescindible ser un poco inhumano”. No tanto, y menos con la que está cayendo. Todos somos humanos, demasiado humanos. Quizás por eso Nietzsche sea el que mejor ha definido la verdadera, incongruente, contradictoria y siniestra naturaleza humana. Por eso también está la Blauehaus.

“Kavafis se fijó en las manos de Sooki, enlazadas por la atadura de la soga, sin vida y sin resquicio de movimiento. León le dijo que ni se acercara a ella si no quería que le mordiera y se llevara medio cuello con el mordisco. No podía creer ni de lejos lo que le insinuaba el sicario, pero al acercarse un poco más a la faz blanquecina, hermosa y prerrafaelista de Sooki, se dio cuenta de que tenía razón. Sus colmillos eran un poco más largos de lo normal, y mucho más afilados. Con el labio inferior retraído realmente daba la impresión de tener a un príncipe de las tinieblas frente a ella. Sus dedos también llevaban la cuenta de sus pecados: cada número romano era la particular cuenta de los caídos entre sus manos, las de una arpía que disfrutaba bebiendo sangre y cuya perversión casi había acabado con la Blauehaus en el pasado. No era la primera vez, ni la última, que Kassovitz había tenido que emplearse a fondo. Y sin embargo, pensó Kavafis, “qué jodidamente hermosa es”, aunque todavía podía sentir el palpitar de su sangre cada vez que subía y bajaba por el cuello. Allí estaba la prueba de que Sooki la había mordido en su delirio. Se palpó la herida y comprendió por qué Sooki se pirraba por la sangre. Ella también lo hubiera hecho, por el simple placer del líquido óxido bajando por su garganta”.

Hemos vuelto: ‘Ergo Proxy’

24 Jul

Pues sí, después de unos días liberados de toda carga, regresamos. Y hablando sobre lo que debéis hacer, para variar.
Hace muchos años que Japón redescubrió buena parte de la temática de la narración occidental gracias al anime, versión audiovisual de los mangas, a su vez el formato de cómic predilecto del país asiático, desarrollo de un tipo de ilustración con texto que era común en el Japón preindustrial. Son casi 40 años de trabajo y experimentación que a veces dan como resultado una auténtica industria que ha creado incluso nuevos formatos en función del objetivo del anime, es decir, la edad. Está tan desarrollado el método que hay anime para niños, para niñas, para adolescentes, para universitarios, para adultos…, incluso, desde hace unos años, para ancianos. Cada segmento de edad o sexo tiene sus propios intereses, y las boyantes empresas de animación y de cómic trabajan a destajo en un negocio de miles de millones.

Y una de las pequeñas joyas que llegaron hace poco a España, a través de los canales temáticos, es ‘Ergo Proxy’, considerada una de las mejores obras de anime para adultos. Argumentos borgianos con un trasfondo de ciencia-ficción con el sello del ciberpunk que nació visualmente para todos con ‘Blade Runner’ en los años 80. Y sobre todo, un personaje femenino, Re-L Mayer, visceral, agresivo y melancólico a un tiempo, una especie de “cool blue” que parece ser ya el arquetipo más genuino del siglo XXI. La casa madre es Manglobe, que también hizo otra perla como ‘Samurai Champloo’, donde la narración histórica de los samurais de la era Edo (siglos XVII al XIX) se entremezcla con la cultura hip-hop americana. No pregunten cómo o por qué, pero es así, y sobre todo, funciona. ‘Ergo Proxy’ se emite en el canal Animax en España.

Sobre Stieg Larsson y Lisbeth Salander

20 Jul

Hace algún tiempo hablamos de Stieg Larsson y de su trilogía ‘Millenium’. La muerte se llevó demasiado pronto a un tipo que debió ser muy buen periodista, un gran conspirador, probablemente uno de los mayores amantes de las mujeres (por cómo las usa literariamente) y padre, eso ya no se lo quitará nadie, de uno de los personajes más complejos y atractivos que haya manchado el papel blanco en mucho tiempo. Ser el dios mortal que creó a Lisbeth Salander debería servir para algo, al menos para los que, como en el Equipo, sentimos un extraño cosquilleo con Salander: la reconocemos y la sentimos como a nosotros mismos en sus dobleces. Después de leer los dos primeros volúmenes de la trilogía podemos decir un par de cosas. La primera, que nos reafirmamos en lo escrito el pasado 2 de marzo: “Es un ejemplo de esa fuerza inmensa de las letras nórdicas (especialmente en el género negro, con Henning Mankell a la cabeza). La heroína de Larsson es Lisbeth Salander, una hacker anoréxica y temperamental que se ha convertido en el santo y seña de toda Suecia, un personaje menudo y aquejado de miles de complejos pero que es como un dragón dormido. Ese tipo de literatura, si se hace aquí, no llegaría más allá de las aulas universitarias“.

No obstante, a Larsson se le ve el plumero desde lejos. El gran volumen de sus libros obedece a una obsesión meticulosa de dar hasta el último detalle, puntualizar cada conversación, acción o descripción realista del entorno. Eso es un problema, porque no es literatura, es periodismo literalizado. A cada libro, a la espera de qué pueda darnos el tercero y último, le sobran algo así como el 50% de lo impreso. No es una crítica destructiva, más bien es un ajuste de cuentas con un oficio que cuando se mete donde no le llaman pervierte el lenguaje. Un libro debe ser lírico a ratos, conciso en otros y engatusar siempre. Lo primero Larsson no lo consigue; lo segundo termina convertido en un exceso nada saludable y que lleva a acelerar la lectura y algunas veces a saltar páginas enteras (y sí, se sigue entendiendo). Respecto a lo tercero, lo consigue. Pero por encima de todo, Lisbeth Salander. Sólo por eso merecería la pena pedir prestado el libro, porque Larsson ya no va a disfrutar los derechos de autor (esto es, que le den a las editoriales…).

NUEVO AVISO PARA NAVEGANTES

20 Jul

Repetimos mensaje: Se ha reconfigurado el blog para que, después de comentar con gente menos lerda que los que formamos el Equipo, los anónimos también puedan dejar sus comentarios. Sólo hay que picar para escribirlo, redactarlo y hacer clic en la opción que pone “Anónimo”.

REPETIMOS: Ya pueden publicar los anónimos. Otra cosa, para cualquier tipo de mensaje más largo, por favor, no dudéis en enviar un mensaje a maildelcorso@yahoo.es. Cualquier tipo de halago, insulto, crítica constructiva o amenaza será bien recibida. Lo que hagamos después ya es cosa nuestra.

SALUDOS, QUERIDOS FANS.