Simplemente Skármeta

28 Abr

Imaginen a Santa Claus vuelto del revés. Sin pelo, pero con melena; con un frondoso bigote, la barba desaparecida de una cara que se queja de los años, una gran nariz dálmata enrojecida por vaya usted a saber qué, ojos pardos pero claros y una eterna sonrisa que antecede y cierra la conversación con el suave acento chileno de sube y baja. Todo encerrado en un cuerpo grande de hijo balcánico forjado a fuego en Chile e incapaz ya de, a pesar de los tumbos que ha dado en su vida, ser otra cosa que no sea un gran sudamericano. De esa fuerza humana que no para de reír nace la literatura de Antonio Skármeta, que pasó el lunes como una exhalación poética por Salamanca. No hace falta mencionar libros como si fueran medallas, ni sus premios, sólo pensar que es el único que ha logrado reconstruir la poesía de Neruda y ponerla a su servicio en un libro, en una película y en la memoria de millones de personas. Ojalá todos los días salmantinos fueran así, con gente capaz de reírse y de enseñar al mismo tiempo. Quién tuviera sus dedos y las neuronas para hacerlos moverse como debe…

PD: Hoy martes, Jorge Volpi, Carlos Franz y Andrés Neumann. En la plaza de Anaya. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: