Subversión (1)

5 Abr

Subversión: sustantivación derivada del verbo subvertir, esto es, “trastornar, revolver, destruir, especialmente en lo moral”. Lo que en su día fue asociado con aquellos que rompen la tradición, hoy en día es venerado porque demuestra libertad de pensamiento o separación de la línea troncal de esa inexistente normalidad. Hoy en día el verbo como tal, y el sustantivo, están en franca decadencia, porque cualquier cosa puede ser considerada subversiva. Lo que antaño era normal y hoy incorrecto: llamar “negro” a un africano, “nazi” a un soldado israelí o “socialista” a alguien del PSOE (!). De la larga cadena de silencios prudentes por la hostilidad del mundo exterior nace la censura auténtica, la que ejercemos nosotros mismos, y ese miedo a insultar cuando en realidad el insulto es la guinda de la crítica. 

Algún día, cuando seamos libres de verdad, colgaremos en este blog el texto innombrable sobre el periodismo español: ‘Putas y mercenarios’. Mientras tanto nos contentaremos con soltar pequeñas gotitas de ácido sulfúrico. Anónimas, claro, no vaya a ser que por tener agallas nos vayan a torpedear el chiringuito (de todas formas, no hace falta ser muy astuto para saber quiénes somos…). Por ejemplo, aquí en Salamanca ser subversivo es verle las vergüenzas a un alcalde manipulador y casquivano con tendencia a la censura y el insulto fácil; decir la verdad y encima hacerla pública; comprender que el PSOE es un cadáver exquisito que ha conseguido esclerotizar la Universidad; entender que un profesor de matemáticas sin talento no puede ser alcalde; que un constructor tiene más poder que miles de ciudadanos anónimos; que el periódico de la competencia es un clan mafioso digno de Palermo; que sólo se puede ser libre, como decían los antiguos, si lo somos de corazón y de espíritu antes; o simplemente soñar con ser algo que no somos y no amodorrarnos en la apatía de conformarnos con lo que tenemos (de ser así seguiríamos en las cavernas). Sean felices, y recuerden el final de ‘La vida de Brian’: “Look always the bright side of life…, and death”. 

Pd: No me digan que no les enternece esa oveja rompehuevos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: