Y el cómic quiso ser arte

28 Jun

El cómic, llamado el arte del futuro por los optimistas que creían que en el mundo artístico las cosas eran diferentes (ay, infelices: academicistas, puritanos y mediocres pululan por doquier avanza la cabeza del ser humano…), empieza por fin a derrumbar los estrechos límites que le dieron en periódicos y revistas. Igual que el folletín desbordó la prensa para convertirse en novelas clásicas, el cómic se ha fusionado con el arte y da muestras de que la nueva generación de creadores plásticos ya no entienden de fronteras. Mientras sus padres artísticos siguen embobados por el vídeo (ya van muchos años desde los 80) ellos remedan a Alicia y atraviesan el espejo para ir al otro lado, donde la línea y el juego del vacío entre el blanco y el negro se convierten en arte de vanguardia. Eso es justo lo que ocurre con Alexandra Kopff (la imagen es una de sus ilustraciones), joven creadora polaca afincada en España y que desde este fin de semana ha abierto senda en Salamanca en la galería Benito Esteban; lo hace en una colectiva llamada ‘Desalineados’ que pese a su tamaño menor merece la pena ser visitada. Seguro que volveremos a oír hablar en el futuro de Alexandra. Está empezando: démosle el beneficio de la duda. 

Anuncios

Una respuesta to “Y el cómic quiso ser arte”

  1. Dr. Vogel julio 8, 2008 a 7:30 pm #

    ¡Muchas gracias por lo que has escrito! Estoy en la nube :DDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: